Como hacer arroz blanco con pollo

La receta de arroz blanco con pollo es una muy popular porque es un plato que se puede servir en cualquier momento.

Es muy sencilla de preparar y lo mejor de todo es que no se necesitan muchos ingredientes, por lo que también es una receta económica.

Esta receta la puedes preparar para servirla a tus invitados acompañada de una deliciosa bebida y un postre para así tener un buen equilibrio entre lo saludable y los sabores exquisitos.

Receta arroz blanco con pollo

arroz con pollo

Una de las ventajas de esta receta es que es muy saludable, por lo que además de comer delicioso podrás cuidar tu figura.

El truco de esta receta está en utilizar la salsa o caldo del pollo para preparar el arroz, ya que así no será necesario utilizar condimentos especiales sino la esencia del pollo, y así conseguirás un arroz suelto y muy sabroso.

Puedes utilizar arroz blanco de grano redondo o de grano largo, dependiendo de tu preferencia. Sin embargo, el de grano redondo es más recomendable para preparar este plato porque no se rompe durante la cocción, sino que se abomba.

Aunque si utilizas el grano redondo el costo de la receta se incrementará un poco más, por eso dependerá de tu elección.

Ingredientes

  • 1 pollo de 1,7 kg aprox. (picado en trozos)
  • Aceite de oliva
  • 300 gramos de arroz blanco
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • Sal y pimienta
  • 250 ml. de vino blanco
  • Una ramita de tomillo

Para preparar este delicioso plato nos aprovecharemos de la esencia del pollo para así acompañarlo con el arroz blanco.

Para poder preparar esta rica receta deberás preparar el pollo y el arroz de manera separada.

Preparación del pollo

Debido a que el pollo tarda un poco más en cocinar es lo que deberás cocinar primero.

Para que el plato sea mucho más saludable tendrás que removerle toda la piel y la grasa al pollo, además, si lo cocinas con la piel no tendrá el mismo sabor. Luego que le hayas removido la piel, pícalo en trozos.

Utiliza una olla express o un caldero apropiado para cocinar el pollo, y agrega un chorrito de aceite de oliva para comenzar a cocinar.

Una vez que el aceite esté bien caliente, agrega el pollo en trozos y comienza a dorarlo por todos los lados.

Mientras el pollo se está dorando, pela y corta la cebolla en 4 partes, y también pela el ajo pero déjalo entero. Cuando el pollo esté dorado añade la cebolla, el ajo y el tomillo.

Espera por unos 2 a 3 minutos y luego agrega la sal, la pimienta y el vino blanco para que se pueda cocinar mucho mejor.

Deja que se cocine por unos 5 minutos hasta que el alcohol que contiene el vino se haya evaporado.

Ahora coloca la tapa de la olla y deja que el pollo se cocine por 20 minutos. Una vez que haya transcurrido ese tiempo tendrás un pollo con una consistencia muy suave y un sabor exquisito.

Reserva los trozos de pollo y vierte la salsa en otro cuenco, para luego hacer la presentación final del plato.

Preparación del arroz

El arroz blanco es muy sencillo de preparar, y como se cocina rápido lo puedes hacer una vez que el pollo ya esté cocido para que así tengas listo el plato una vez que ya esté todo cocinado.

Agrega un chorrito de aceite de oliva en una cazuela y un diente de ajo previamente pelado y entero.

Comienza a dorar el diente de ajo y una vez que ya esté dorado lo retiras de la cazuela.

Ahora agrega el arroz a la cazuela y comienza a removerlo por unos 2 o 3 minutos para que no se pegue.

Vierte la cantidad necesaria de caldo de pollo en la cazuela para que se cocine el arroz, y si es necesario añade un poco más de agua. Recuerda que la proporción adecuada es 3 partes de líquido por 1 parte de arroz.

Agrega la sal a gusto, y deja que el arroz se cocine hasta que esté en su punto. A medida que se está cocinando puedes corregir la sal e irlo probando para determinar si ya está bien cocido.

Una vez que el arroz esté listo, sírvelo en el plato junto al pollo, y ya tendrás una comida deliciosa que podrás compartir con tu familia.

Lo mejor de esta receta es que la esencia del pollo es la que domina el plato, ya que al haber cocinado el arroz con el caldo del pollo sentirás un sabor exquisito en cada bocado.

Variaciones de esta receta

arroz con pollo blanco y champiñones

Si quieres que este plato sea mucho más saludable puedes preparar arroz blanco con pechuga de pollo que es la parte del pollo que tiene menos grasa y por lo tanto la comida será mucho más apropiada para aquellos que hacen dieta.

Otra de las variaciones que le puedes hacer a esta receta es añadirle otros ingredientes para variarla un poco. Puedes preparar arroz blanco con pollo y champiñones para así tener un sabor exquisito y lo mejor es que no tendrás que modificar toda la receta, con solo añadir los champiñones al pollo bastará.

Arroz con fideos para acompañar el pollo

Si sientes que quieres variar un poco la receta, puedes seguir el siguiente tutorial donde preparan arroz con fideos para acompañar el pollo, y así lograrás darle un toque diferente a la receta, para que cada vez que la prepares obtengas un plato distinto.

    Deja un comentario